Al este de la carretera N-502 se encuentran varios pueblos cercanos al río Alberche y al puerto de Serranillos.

Desde Ávila, pasado el Puerto de Menga nos encontramos un desvío hacia Navalacruz, donde la carretera atraviesa su casco urbano y donde podemos observar una escultura moderna dedicada al jugador de la selección española Iker Casillas, vecino de la localidad.

Continuando por la carretera nacional, pasada la carretera de Navalacruz, encontramos otra carretera que nos lleva a Hoyocasero, municipio en el que hace unos años se encontró un altar de piedra correspondiente a la Edad de Hierro.

Continuando por la misma carretera llegamos a Navalosa, cuyos festejos celebrados durante el carnaval llamados "cucurrumachos", tienen un origen que podría entroncar con tradiciones de exaltación ganadera, con un sustrato celta o con las similares festas do entroido gallegas precristianas. En dichos festejos desfilan por la ciudad un pequeño número de personas disfrazadas de seres malignos de aspecto atemorizante, los cucurrumachos, con máscaras confeccionadas de pelo y cuerno, bailando y haciendo sonar sus cencerros.

Pasando por  Navatalgordo y Navarrevisca, y a través de un desvío hacia el sur, nos llevará a Serranillos y al puerto de Serranillos, famoso por las subidas de la Vuelta Ciclista a España. Este puerto nos lleva hasta el barranco de las Cinco Villas.